¿CUÁLES SON LAS BATERÍAS RECICLABLES?

Posted by Crown Battery on Dec 19, 2019 11:24:57 AM

 

El reciclaje de muchos materiales, como cartón, vidrio y plástico, se han fomentado cada vez más a lo largo de los años, a medida que las personas y las organizaciones reconocen su impacto en el medio ambiente y mantener los esfuerzos de sostenibilidad. Para materiales gastados como baterías usadas 13, la posibilidad de reciclaje es ante todo muy importante de considerar, debido a su composición contaminante y peligrosa. Sin embargo, no todas las baterías son iguales.

En este blog, exploramos qué baterías son reciclables y la mejor manera de deshacerse de ellas.

 

 

Baterías de plomo

Las baterías de plomo o ácido de plomo tienen la distinción de tener una tasa de reciclaje cercano al 100% en Norteamérica y Europa. Relativamente simple, el proceso para el reciclaje de baterías de plomo también es rentable, porque el plomo recuperado puede usarse en baterías nuevas. Los fabricantes de baterías lideran la carga en el reciclaje de baterías de plomo, en parte porque los materiales recuperados a menudo son más baratos que los nuevos. Muchos minoristas de baterías de plomo basarán su precio de venta de baterías nuevas en la devolución del núcleo de la batería gastada en el momento de la venta, o proporcionarán un descuento en la compra de baterías nuevas con la devolución de baterías viejas.

Recientemente, sin embargo, el mayor uso de baterías de iones de litio se ha convertido en un peligro en el reciclaje de baterías de plomo. Los ensambladores de baterías de iones de litio a menudo empaquetan estas baterías usando contenedores de batería que parecen muy similares a los contenedores de batería de plomo-ácido, algo que puede hacer que los consumidores y los mayoristas confundan el contenido de material de las baterías de desecho que recolectan. Las baterías de iones de litio son extremadamente volátiles y aumentan el riesgo de explosiones cuando se colocan sin advertencia en el proceso de reciclaje de las baterías de plomo. Esto puede causar incendios devastadores y lesiones en las operaciones de reciclaje de baterías de plomo. Clasificándolas e inspeccionándolas previa al envío de las baterías desechadas, podrían ayudar a prevenir tales incidentes verificando el contenido del material antes de su eliminación.


Baterías de Níquel-Cadmio

Las baterías de níquel-cadmio representan un riesgo ambiental grave si no se eliminan adecuadamente, tanto que la Unión Europea prohibió la producción y el uso de níquel-cadmio en 2009. Para deshacerse de estas baterías, primero deben aislarse de otras baterías y sistemas de baterías. Alentamos la utilización de programas como Call2Recycle, si es necesario. Si no hay servicios de eliminación o puntos de entrega de reciclaje en su área, un botadero seguro de desechos peligrosos es su mejor opción.

 

Baterías de Níquel-Metal-Hidruro

Menos tóxicas que el níquel-cadmio, pero aún contaminantes y peligrosas en grandes cantidades, las baterías de NiMH usadas tienen varias opciones para ser desechadas. Según Battery University de Cadex Electronics, las baterías individuales de NiMH pueden eliminarse con la basura doméstica, pero 10 o más baterías deben ir a un servicio de eliminación, programa de reciclaje o un botadero seguro.

 

Baterías Primarias de Litio

El litio metálico en estas baterías es altamente reactivo cuando se pone en contacto con la humedad o se somete a una brecha en la pared del contenedor. Estas baterías presentan un potencial de alto riesgo cuando se rompen o se destruyen en los botaderos, algo que puede comenzar incendios y arder bajo tierra durante años. Las baterías primarias de litio deben desecharse cumpliendo estrictamente las recomendaciones del proveedor de baterías. Los riesgos de incendio que presentan estas baterías  para los consumidores, no deben desecharse de ninguna manera con la basura doméstica, y deben eliminarse de acuerdo con las instrucciones de los proveedores o las de su proveedor local de manejo de desechos.

 

Baterías de Iones de Litio

Las baterías de iones de litio se han vuelto cada vez más frecuentes en el mercado, y la proporción de estas baterías que se envían a vertederos para su eliminación ha aumentado considerablemente en los últimos años. Aunque las baterías de iones de litio son relativamente no tóxicas, el gran número que se produce y utiliza las convierte en una preocupación. El reciclaje de baterías de iones de litio se realiza más por razones medioambientales que por rentabilidad, porque el producto es altamente tóxico, cuando se rompe. Dado que el proceso a menudo está subsidiado por los productores de baterías de iones de litio, no hay razón para que terminen en los botaderos, porque podría causar problemas imprevistos en el futuro.

BATERÍAS Alcalinas

Los sistemas de baterías alcalinas son seguros de desechar como desechos regulares debido a una disminución regulada en el contenido de mercurio en 1996. Estas baterías contienen los materiales reutilizables zinc y manganeso, pero el proceso de recuperación es difícil y peligroso. Las baterías alcalinas están aprobadas para su eliminación a través de las corrientes de desechos domésticos, pero los esfuerzos de mejores prácticas para reciclarlas por razones ambientales están aumentando. Verifique con los servicios locales de eliminación o programas de reciclaje si los aceptarán.

La prioridad más importante para apoyar la eliminación segura de chatarra o baterías gastadas es ordenarlas por tipo. Cada componente químico de la batería tiene un proceso diferente para reciclar y desechar, y mezclarlos puede ser extremadamente peligroso. Existen sistemas implementados para reciclar o desechar de manera segura las baterías, estos sistemas facilitan mantenerse sostenibles.

New Call-to-action